Que Nos Aporta El Vino Blanco?

Que Nos Aporta El Vino Blanco
En nuestro blog ya os hemos hablado de algunos de los beneficios para la salud del vino tinto, Realmente, estos son los más populares y, por ello, oímos hablar en numerosas ocasiones de todo lo que una buena copa de vino tinto puede aportarnos. El vino blanco es el gran desconocido en este sentido, pero más por falta de información que por escasez de beneficios.

Sus propiedades antioxidantes. El vino blanco es rico en antioxidantes, lo que nos ayuda a, por ejemplo, incrementar el nivel de colesterol ‘bueno’ en la sangre, mantener nuestra piel y nuestras células jóvenes o reforzar nuestro sistema inmunológico. Es rico en minerales y bajo en calorías. Teniendo en cuenta su contenido nutricional, el vino blanco nos aporta minerales como potasio, flúor o fósforo. Además, es una de las bebidas alcohólicas que cuenta con menos calorías. Ayuda a reducir el estrés. El vino blanco es positivo también en este ámbito, ayudando a reducir el estrés y la ansiedad. Lo consigue principalmente relajando los músculos y mejorando el sistema respiratorio. Previene enfermedades cardiovasculares. Igual que sucede con el vino tinto, el blanco ayuda a prevenir este tipo de enfermedades. Contrarresta el sedentarismo. El vino blanco ayuda a no notar tanto los efectos de una vida sedentaria en nuestro cuerpo. Así, es beneficioso para mantener unos huesos fuertes y evitar que nuestra masa muscular disminuya.

Ahora que ya conoces todas sus propiedades, ¿estás deseando probar un delicioso vino blanco? ¡Prueba nuestro Chardonnay !

¿Qué nutrientes tiene el vino blanco?

Vitaminas

Vitamina A Vitamina B1
0 µg 0,05 mg
Vitamina B3 (Niacina) Vitamina B6
0,08 mg 0,02 mg
Ácido Fólico ( Vitamina B9) Vitamina C
You might be interested:  Que Copas Se Usan Para Vino Blanco?

¿Qué aporta el vino a la salud?

¿Cómo podría el alcohol ayudar al corazón? – Todavía no hay evidencia clara que indique que la cerveza, el vino blanco o el licor no sean mejores que el vino tinto para la salud del corazón. Varios estudios han demostrado que cantidades moderadas de todos los tipos de alcohol benefician al corazón, no solo el alcohol que se encuentra en el vino tinto. Se cree que el alcohol:

  • Aumenta el colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, o el colesterol “bueno”)
  • Reduce la formación de coágulos sanguíneos
  • Ayuda a prevenir el daño arterial causado por los altos niveles de colesterol de las lipoproteínas de baja densidad (LDL, o el colesterol “malo”)
  • Puede mejorar la función de la capa de células que recubren los vasos sanguíneos